fbpx

TITAN – Atacar la flacidez de dentro hacia afuera

  • TITAN – Atacar la flacidez de dentro hacia afuera

    TITAN – Atacar la flacidez de dentro hacia afuera

    Tener la piel firme y apretada es signo de juventud. Hoy existe una tecnología de efecto reparador que afirma la piel recuperando la elasticidad. Descubre aquí cómo funciona y cuáles son los beneficios del famoso Titan.

    A medida que pasan los años, la piel que nos cubre pierde firmeza, pero una excelente manera de batallar contra el envejecimiento cutáneo es Titan, una radiofrecuencia de energía luminosa que emplean en Clínica Dermacross como método para recuperar la elasticidad de la piel.

    “Independiente del tipo de piel que se tenga, a todos les llega el día en que ésta comienza a ceder; y es ahí donde la genética influye, y también lo hace el cuidado que tenga la paciente con la piel. Si empiezas el cuidado a una edad más temprana, puedes ver que la flacidez tarda en aparecer. Hay muchos pacientes que vienen sobre los 30 años con un fin más preventivo para evitar esa flacidez o retardarla”, explica la kinesióloga de Clínica Dermacross, Carolina Veloso. La técnica utilizada ocupa energía luminosa para calentar la dermis penetrando en profundidades importantes a diferencia de otras tecnologías. Ésta distribuye el calentamiento de forma uniforme, alcanzando una profundidad que estimula la contracción inmediata de las fibras elásticas que forman nuestra piel. Este método eficaz ayuda a recuperar la flacidez cutánea, aumentando la firmeza y elasticidad de la misma.

    Al ser Titan una radiofrecuencia, éste se aplica mediante pulsos que generan una sensación de calor en la zona tratada produciendo la tensión necesaria en la piel. Durante el procedimiento la capa superior de la piel, también conocida como epidermis, se protege enfriándola. “La particularidad del Titan es que es indoloro en la mayoría de los pacientes. Gracias a que tiene una placa que enfría y se hace con un gel para poder deslizar el cabezal del aplicador, la percepción de calor es casi nula. Es por esto que las pacientes lo toleran muy bien”, comenta la kinesióloga.

    Post tratamiento la piel consigue, gracias a la generación de colágeno nuevo, una firmeza que ayuda a minimizar arrugas, pliegues, y reafirma la flacidez de algunas zonas del cuerpo.

    “En Dermacross a la paciente solemos hacerle primero media cara para que pueda notar la diferencia en el área en que se aplicó el tratamiento. Generalmente te comentan que sienten la piel más tensa y se sorprenden de como sube ésta en la zona de la boca. El cambio es sutil en un principio pero prácticamente inmediato”, dice Carolina Veloso. Las sesiones tienen una duración de aproximadamente 40 minutos cada una, donde no hay dolor ni molestias y no se dejan costras.

    Éste procedimiento no invasivo puede realizarse tanto en invierno como en verano.

    Carolina Veloso explica que:

    “Hay zonas que delatan más que otras, como el surco naso geniano y la papada. Allí la caída de la piel es más notoria. Hay gente a las que también se le nota en el cuello y logran buenos resultados aplicando Titan”.