fbpx

SISTEMA INMUNOLÓGICO – DERMATITIS ATÓPICA

  • SISTEMA INMUNOLÓGICO – DERMATITIS ATÓPICA

    SISTEMA INMUNOLÓGICO – DERMATITIS ATÓPICA

    Es una condición alérgica de la piel, que afecta a casi el 10% de la población mundial. Ana María Agar, destacada inmunóloga, nos explica en qué consiste esta enfermedad y cómo tratarla.

    La dermatitis atópica es una enfermedad a la piel que afecta a hombres y mujeres de todas las razas y edades.

    “Atópica proviene de atopia, lo que significa una condición de respuesta alérgica al organismo”, explica la doctora Agar, Inmunóloga de la Universidad de Chile y parte del equipo médico de Clínica Dermacross y continúa: “la dermatitis atópica es una alergia de la piel, donde ésta se inflama, poniéndose roja y formando eczemas, que causan un hipercrecimiento en algunas zonas de la piel”. Los eczemas suelen reconocerse como placas, costras o escamas, que pican y pueden causar erupción en la piel. Esta enfermedad, generalmente es heredada, no es contagiosa y es una condición que se mantiene de por vida. “La condición de ser alérgico se hereda, debido a que uno recibe los genes que hacen que se expresen y se manifiesten con cuadros alérgicos como la dermatitis atópica”, aclara la Inmunóloga Dra. Agar.

    Manifestación

    Esta enfermedad suele manifestarse tanto durante la niñez de la persona, antes de los 3 años, como también en la adultez.

    Éstos sarpullidos que producen grietas en la piel, suelen aparecer en las zonas de flexión del brazo y detrás de las rodillas. “En los lactantes o niños chicos, pueden aparecer en la cara como placas en la zona de las mejillas”, comenta la Doctora. Ésta clase de eczema es considerada la más dura y continua en el tiempo.

    Prevención y cuidado

    Para el diagnóstico de esta alteración de la piel, la Dra. Ana María Agar explica que “generalmente esta enfermedad la atienden los dermatólogos o inmunólogos, quienes analizan el tipo de lesión y la zona en dónde está ubicado este eczema que es muy característico de la enfermedad”. Posterior a la evaluación inmunológica, se orienta al paciente en su cuidado, estableciendo las terapias que modificarán la evolución de la enfermedad.

    El tratamiento de esta condición está dirigido a reducir la agresividad de las erupciones y a mejorar la calidad de vida de los pacientes. “A la gente le pica y se rasca, así que una de las cosas que hay que hacer para el manejo de la dermatitis atópica, es controlar la comezón con algunos anti alérgicos. También se debe hidratar muy bien la piel. Lubricarla con algunas cremas o emolientes, porque eso permite que disminuya el eczema”, dice la Dra. Agar. Las personas con este problema, sufren de resequedad en la piel, lo que produce fisuras en la primera capa de la misma, que suele funcionar como barrera de protección de gérmenes. Una vez abierta la vía de entrada a cuerpos irritantes -como estafilococo- a las capas más profundas de la piel, se pueden producir importantes infecciones que decantan en erupciones.

    “Se trata con medidas generales como lubricación, pero si es necesario se pueden usar corticoides tópicos, por períodos cortos de tiempo”

    Explica la especialista de Clínica Dermacross. Otro consejo que se les da a los pacientes, es que el baño sea corto y con agua tibia. Nunca caliente. A su vez, que al secar la piel con una toalla, no la froten contra el cuerpo, sino más bien realicen un movimiento de palpado sobre el mismo.

    El verano es una época beneficiosa para quienes padecen de esta condición explica la Doctora Agar, dado que“se ha visto que los pacientes con dermatitis atópica tienen también déficit de vitamina D, y la exposición a la luz solar, especialmente del sol de verano, es buena para el paciente, porque ayuda a controlar las lesiones de eczema”. Por esta razón, durante el invierno suelen
    ser más frecuentes los brotes. “Igualmente apariciones puede haber todo el año. Eso dependerá del paciente, de si tienen una dermatitis atópica más bien leve o no”, aclara la Inmunóloga.

    Para niños y adultos el tratamiento es más o menos similar, pero los gatillantes pueden variar. “En los niños en algunos casos está asociado a la ingesta de ciertos alimentos cálidos, como frutos secos, chocolate, que pueden producir exacerbación de la dermatitis. Hay que estar alerta de si hay algún alimento es detonador para evitarlo”, dice Agar. Por otro la Doctora agrega que “para muchos pacientes estos brotes son gatillados por periodos de estrés, y hacen que la piel del paciente como que “explote” y tengan más brote. Las lesiones producto de esta enfermedad, pueden dejar zonas con distintas pigmentación o algún tipo de lesión”.



    Nuevas

    Terapias

    En otros países se están probando nuevas soluciones para tratar la dermatitis atópica en casos severos. “Para casos muy extremos se está usando algunas terapias innovadoras con sustancias biológicas. Se usan anticuerpos monocronales, lo que significa que están fabricados de forma especial contra determinadas moléculas que están alteradas en la dermatitis atópica”, comenta Ana María Agar. Esta solución no está disponible en Chile, pero llegará a Clínica Dermacross a inicios del 2019.

    “Contaremos con terapias biológicas a través de estudios clínicos en Clínica Dermacross a comienzos de 2019”

    Comenta la Dra. Claudia de la Cruz, Directora de Clínica Dermacross. Para más información sobre las terapias escribir a eclinicos@dermacross.cl.

    La Dra. Ana María Agar es inmunóloga de la Universidad de Chile, con más de 32 años especializándose en el tratamiento de alergias que afectan a la piel y el sistema respiratorio, así como las causadas por alimentos o medicamentos.

    Ver más >>