fbpx

LÁSER GÉNESIS

  • LÁSER GÉNESIS

    LÁSER GÉNESIS

    Como su nombre lo indica, este láser vuelve al origen al inducir la formación de colágeno de la piel, permitiendo así mejorar su aspecto. Un tratamiento que no deja marcas y ayuda a mantener una piel saludable.

    Algunos de los procedimientos más populares de belleza actualmente para rejuvenecer la piel y restaurar la belleza de la misma son los tratamientos láser. Entre ellos, el láser Génesis es uno de los secretos mejor guardados dado que mantiene activa la regeneración de la piel, rejuveneciéndola. Este tratamiento es rápido, indoloro y sin tiempo de inactividad, seguro para todo tipo de piel.

    Génesis es una tecnología que utiliza energía láser para calentar ligeramente las capas de tejido superior de la dermis. Al aumentar la temperatura de las capas de la piel, Génesis logra estimular la formación de colágeno y reducir el enrojecimiento de la misma. Es un tratamiento no invasivo que mejora el aspecto de la piel, gracias al alisado de texturas irregulares que aparecen con los años, y los daños ocasionados por el sol o cicatrices.

    Sandra Barría, kinesióloga que realiza el tratamiento Génesis en Clínica Dermacross, nos explica su funcionamiento: “Al ser un láser, éste tiene una longitud de onda que permite penetrar en la segunda capa de la piel, irradiando calor a elementos proteicos que se encuentran en esa zona como los fibroblastos. Se busca aumentar la temperatura en cada área que se trabaja y mantenerla por un tiempo para así activar la regeneración del colágeno para mantener la piel sana y cuidada a lo largo del tiempo”. Lo que se siente durante la realización de este procedimiento, es un ligero calor en la superficie de la piel cuando el láser mediante pulsaciones recorre los distintos cuadrantes de la cara o cuerpo.

    Los resultados que se pueden esperar del láser Génesis son: una disminución de las líneas finas de expresión, la reducción del tamaño de poros dilatados, disimular estrías activas o cicatrices de acné y un mayor control de la rosácea. “Principalmente es muy bueno para la rosácea, porque hace una vasoconstricción de los vasitos que son los que por cambios de temperaturas, alimentos irritantes o la luz de la pantalla del computador, se dilatan y ponen rojos generando picazón o molestia”, aclara Sandra Barría. También atenúa estrías que sigan activas, es decir rojas, dado que éstas son producto del desgarro en las fibras de colágeno, el cual es reordenado gracias a ésta tecnología láser.


     

    “Hay niñitas que en la etapa de la adolescencia, cuando empieza a crecer el busto, generan estrías y como están recientes, con el láser se afinan, adelgazan y atenúan”, comenta Sandra.

     

     

     

    La luminosidad que aparece en el rostro es uno de los efectos más deseados por los pacientes, quienes incluso agendan sus sesiones días antes de un evento social para deslumbrar.

      

    “El Génesis ayuda a logar una piel más luminosa, linda y tersa. Incluso se siente más humectada sin haberse echado crema”, dice la Kinesióloga de Clínica Dermacross.

     

     

    Los cambios más profundos comienzan a notarse luego de la cuarta sesión, por lo que para ver el efecto completo se debe realizar el tratamiento una vez al mes por un periodo de seis meses. Cada sesión dura alrededor de 20 minutos, donde la piel no queda con marcas post láser como enrojecimiento o costras.