fbpx

Cáncer de piel

  • Cáncer de piel

    Cáncer de piel

    ¿Qué tipos de cáncer de piel existen? ¿Existe una edad de riesgo? ¿Cómo puedo detectar sus síntomas? Estas y muchas más dudas nos responde el dermatólogo Miguel Espinoza de Clínica Dermacross.

    La Organización Mundial de la Salud estima que entre 2 y 3 millones de nuevos casos de Cáncer de piel no melanoma y 132.000 casos de Melanoma son diagnosticados cada año en el mundo, los cuales son responsables de 66 mil muertes al año.

    En Chile se registró un aumento de 20% de casos de cáncer a la piel entre los años 2010 y 2015. Esta enfermedad es el tercer tipo de cáncer más común en el país. Este se divide en melanoma y no melanoma. Nicolás Droppelmann, cirujano oncólogo de la Universidad Católica de Chile comenta que el melanoma es un cáncer que tiene una mortalidad muy alta a nivel mundial: “en Chile es el séptimo en frecuencia si tomamos la población general. Pero respecto a la población joven, de entre los 19 y 35 años, la principal causa de muerte por cáncer es el melanoma.”

    Conversamos con el dermatólogo Miguel Espinoza, quién nos aclara las típicas dudas respecto a esta enfermedad y aconseja como prevenirla.

    ¿Qué es el cáncer de piel y qué tipos existen?

    El cáncer de piel es una afección por la que se forman células malignas (cancerígenas) en los tejidos de la piel. Este se puede clasificar en melanoma (MM) y cáncer de piel no melanoma (CPNM), que incluye el carcinoma basocelular (CBC) y el carcinoma de células escamosas (CEC). El CBC es el tipo de cáncer de piel más frecuente en el mundo. Por otra parte el melanoma, es mucho menos común, pero más peligroso debido a que puede ser mortal; sin embargo con el diagnóstico precoz puede ser tratado de forma exitosa.

    ¿El cáncer de piel puede ser hereditario?

    Se han reportado casos de melanoma familiar. El riesgo de desarrollar un melanoma aumenta con este antecedente.

    ¿Quiénes tienen más riesgo de hacer un cáncer de piel?

    Las personas pueden estar más propensas a generar este cáncer según distintas características de su hábitat o antecedentes genéticos. Podemos dividirlas en:

    Características físicas: Personas con pelo de color rubio - rojizo, piel blanca, pecas, ojos azules o de colores claros, tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar un cáncer de piel que las personas de raza negra o hispanos. Esto se debe a que la melanina (el pigmento de la piel) tiene un efecto protector en las personas con piel más oscura.

    Clima/geografía: Personas que viven en lugares soleados o que vivan en zonas con disminución en la capa de ozono, o que trabajen en condiciones con gran exposición a la radiación ultravioleta. Lesiones previas: La presencia de gran cantidad de lunares (más de 50) o lunares de aspecto atípico (asimétricos, bordes irregulares, varios

    colores, o de rápido crecimiento), queratosis actínicas (lesiones de color rosadas, ásperas), cicatrices en las que aparece una herida que no cura, heridas en zonas de quemaduras previas.

    Hábitos: Las personas que fuman tienen mayor probabilidad de padecer cáncer de piel de células escamosas, especialmente en los labios.

    Antecedentes personales y/o familiares: Personas con antecedentes de cáncer de piel, tanto personales como familiares en especial de melanoma, tienen mayor riesgo.

    ¿Se puede prevenir y qué cuidados debemos tomar?

    A pesar de que no se puede prevenir totalmente el cáncer de piel pues algunos factores de riesgo, tales como la edad, la raza, y el antecedente familiar no se pueden controlar, sí se puede disminuir su riesgo mediante una serie de medidas. Éstas se pueden adoptar fácilmente, especialmente las orientadas a la protección contra la radiación ultravioleta, y la detección precoz de cambios en lunares que pueden ser tratados antes de su malignización. Las precauciones que se deben tener son:

    Al aire libre: Limitar el tiempo de exposición a los rayos ultravioleta, evitando exponerse entre las 10 y 16 horas. También mantenerse en la sombra es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta. Los pasos clave a recordar cuando pasas tiempo al aire libre son: Póngase una camisa. Úntese protector solar. Use un sombrero. Y use lentes de sol para proteger los ojos. En cuanto al protector solar, este debe tener un factor de protección solar de por lo menos de 30, aún en días nublados, y aplicarlo 30 minutos antes de salir al sol, en todas las zonas donde los rayos del sol lleguen directamente.

    Aunque sean “resistentes al agua” lo recomendado es reaplicar después de cada baño o sudoración. Se debe tener especial atención en aplicar gran cantidad de bloqueador solar a los niños, porque estos pasan más tiempo al aire libre donde están más expuestos a las quemaduras del sol. Es muy importante extremar las precauciones cerca del agua, arena o nieve, dado que estas superficies reflejan la radiación solar aumentando el riesgo de quemaduras.

    Evitar las camas bronceadoras: Los rayos UV de las camas bronceadoras sí son perjudiciales y pueden causar daños a la piel en el largo plazo contribuyendo al cáncer de piel.

    Examinar regularmente la piel: Se debe acudir a un especialista para revisar la piel y detectar si en ella hubo nuevos crecimientos o lunares anormales. El médico examinará minuciosamente la piel para controlar que no haya riesgos de cáncer.

    No fumar: Evitar en lo posible fumar, ya que se ha vinculado a un mayor riesgo de cáncer de piel de células escamosas, así como a muchos otros tipos de cáncer.

    ¿Cómo podemos detectar la manifestación de este cáncer en nuestra piel?

    Se debe chequear constantemente la piel para detectar si existen lunares extraños y acudir al dermatólogo si alguno cumple con las siguientes características:

     

    Dr. Miguel Espinoza

    Es médico cirujano y dermatólogo de la Universidad de Chile, con un Magíster en Salud Pública en la misma casa de estudios. Pertenece a la Sociedad Chilena de Dermatología y Venereología, American Academy of Dermatology y al Colegio Ibero Latinoamericano de Dermatología. Actualmente forma parte del equipo médico de Clínica Dermacross.

    Ver más>>