Blog Pasión de María: Cuidados de la piel en el embarazo

  • Blog Pasión de María: Cuidados de la piel en el embarazo

    Blog Pasión de María: Cuidados de la piel en el embarazo

    Existen dos problemas de belleza y salud que preocupan a todas las mujeres durante el embarazo: la ganancia de peso y las complicaciones en la piel. En lo personal, este último tema se convirtió en mi prioridad.

    No me puedo quejar, he tenido un súper buen embarazo, y fuera de haber tenido un poco más de sueño durante el primer trimestre, no sufrí de nauseas ni antojos. Pero iniciado el segundo trimestre (¡y justo 4 semanas antes del New York Fashion Week!), mi piel cambió por completo y mi rostro se llenó de espinillas y puntos negros. Sí, ¡me quería morir! Nada de lo que hacía habitualmente parecía funcionar y me daba miedo probar tratamientos “más fuertes” sin la supervisión de un especialista.

    Así es como llegué a las manos de la Dra. Claudia de la Cruz, dermatóloga de la Universidad de Chile y Directora de la Clínica Dermacross, quien me ayudó a recuperar una piel linda y saludable. Como mi experiencia fue excelente y confío mucho en ella, le pedí su ayuda para escribir este artículo 😉

    Según la Dra. De la Cruz, los problemas dermatológicos más frecuentes en el embarazo son: la hiperpigmentación o manchas en la piel, especialmente la cara; la aparición de estrías por distensión, en mamas y abdomen; y el edema (o retención de líquido) de extremidades inferiores.

    Vamos por parte…

    Hipermigmentación

    La hiperpigmentación u oscurecimiento de la piel, ocurre en personas genéticamente predispuestas, gatillada por los cambios hormonales propios de esta etapa. Es más frecuente en el rostro, abdomen (línea parda) y pliegues. Por suerte, existen una serie de medidas efectivas para prevenir o atenuar su aparición:

    • Evita tomar sol directamente, sobre todo en el rostro.
    • Usa medidas físicas para evitar el sol: gorro de ala ancha (8 cm), anteojos con filtro UV, ropa delgada que cubra las áreas expuestas.
    • Usa factor protector solar durante el día, todos los días, cada 2 horas.
    • Recuerda que las cremas despigmetantes están contraindicadas en el embarazo, excepto aquellas que contienen productos naturales.

    Estrías

    Las estrías de distensión son muy frecuentes durante y después del embarazo. Estas se producen por un estiramiento de la piel en el cual se rompen las fibras colágenas, dando origen a un tejido similar a una cicatriz lineal. Al comienzo son de color rojo intenso, pero con el tiempo se tornan violáceas hasta llegar a un tono blanco que permanece para toda la vida.

    Según diversos estudios* los principales factores de riesgo son: edad precoz de embarazo, antecedentes familiares y personales de estrías y sobrepeso pre-gestacional y gestacional. Por lo anterior, es fundamental evitar un aumento de peso excesivo, mediante una dieta balanceada y ejercicio (lo recomendado es entre 9-12 kilos), además de mantener una hidratación adecuada de la piel, con cremas e ingesta suficiente de agua.

    Si bien existe una variada oferta de cremas para prevenir las estrías, no está demostrado que ninguna de estas evite por completo su aparición. No obstante, estudios recientes han identificado que los productos que contienen extracto de centella asiática y ácido hialurónico podrían ser más efectivos. Así mismo, se ha demostrado que lo realmente efectivo es el masaje que se realiza al aplicar las cremas, ya que este estimula la producción de nuevas fibras de colágeno a niveles más profundos.

    Yo he usado el Aceite para prevenir estrías de Eucerin durante todo el embarazo, que mantiene mi piel súper hidratada y tiene una textura que facilita la realización del masaje. Lo aplico sobre mamas, abdomen y muslos, pellizcando segmentos de 2-3cm de piel y masajeando de forma circular, lo que me toma 10-15 minutos. ¡Es un sacrificio en tiempo que espero que valga la pena!

    En otro artículo revisaré los tratamientos para las estrías, pero les adelanto que ningún producto es capaz de eliminarlos (las cremas actúan de forma superficial, y como vimos, las estrías se producen a un nivel más profundo), por lo que las opciones más efectivas corresponden a los láser.

    Edema

    ¡Estoy segura que todas hemos visto las fotos de los pies Kim Kardashian embarazada! Es un problema real, que a todas les pasa en algún momento. Además de verse horrible, esto puede generar la sensación de piernas cansadas o incluso dolor, y a largo plazo podría aumentar el riesgo de varices venosas, por lo que no es un tema menor.

    Lo ideal es iniciar masajes de drenaje linfático con kinesiólogo después del primer trimestre y mantenerlos hasta el final. La frecuencia dependerá de la severidad del edema de cada embarazada. ¿Dónde realizarlos?

    Clínica Dermacross, cuya evaluación inicial es sin costo.

    Acné

    El acné afecta sólo a algunas mujeres en el embarazo, sin importar que lo hayan sufrido antes o no. La causa es el aumento de las hormonas estrógeno y progesterona, que favorecen la producción de seborrea, facilitando la obstrucción de poros, y con ello la aparición de puntos negros y espinillas.

    En cuanto a tratamiento, las opciones efectivas disponibles durante el embarazo son muy limitadas, ya que la mayoría de los fármacos anti-acné son teratogénicos (riesgo de aborto y malformaciones fetales). Se sugiere evitar el uso excesivo de maquillaje y realizar una rutina estricta de limpieza e higiene de la piel en la mañana y en la noche, asociado a limpiezas faciales profundas una vez al mes.

    Yo tuve que modificar toda mi rutina diaria de limpieza. Lo que me dio mejores resultados fue usar el Gel Limpiador + Agua Micelar de Eucerin, eliminé la crema hidratante, pero no el bloqueador y mantuve el serum facial y la crema de contorno de ojos. Además, hice 3 sesiones de Hydrafacial en Clínica Dermacross, una limpieza profunda que además de ser agradable fue muy efectiva. Después de eso, continué con limpieza manual por cosmetóloga cada 4 semanas (también en Dermacross). Hoy les puedo decir con mucha felicidad y honestidad, que ¡tengo la piel mejor que antes de quedar embarazada! 🙂

    Pese a lo anterior, ten en cuenta que cada piel es diferente, y que en el embarazo ocurren reacciones poco habituales, por lo que mi mejor consejo es que si presentas una nueva lesión en la piel, consultes si o si a un dermatólogo.

    Por último, la Dra. De la Cruz nos recuerda que lo más efectivo para conseguir una piel linda y radiante es:

    • Mantener un estilo de vida saludable
      Dormir 8 horas diarias
      Evitar el sobrepeso
      Tomar abundante líquido
      Limpiar la piel 2 veces al día

    *Artículo extraído del Blog Pasión de María
      Autora: María Ignacia Carrasco.